Artículos y comentarios sobre la Economía Mexicana
Header

Desde septiembre de 2009 el IMEF ha levantado mensualmente la encuesta de expectativas económicas entre los miembros de dos de sus comités técnicos más destacados: el de Estudios Económicos y del Indicador IMEF.  La encuesta calcula los consensos entre los participantes, es decir, las medianas de ocho variables claves de la macroeconomía mexicana.  El desempeño de la encuesta ha sido tan buna, que a partir de 2010 ha funcionado como la fuente oficial para las opiniones sobre la economía mexicana que emite el IMEF mediante una rueda de prensa mensual que preside el Presidente del Consejo Directivo Nacional.

La encuesta empezó con 15 participantes que entregaban sus proyecciones para cinco variables macroeconómicos para el año en curso y el siguiente.  Estas fueron el crecimiento del PIB, la inflación de fin de año, el balance fiscal, la tasa de política monetaria y el tipo de cambio de fin de año.  Al poco tiempo se extendió a 21 participantes y ocho variables, agregando el balance primario del gobierno federal, el cambio promedio en el número de asegurados del IMSS y el balance externo (cuenta corriente) como porcentaje del PIB.

A través del tiempo se ha comprobado que las proyecciones de consenso son las más atinadas.  Aunque en un momento dado una persona puede ser más acertada, a lo largo del tiempo la mediana de un grupo de analistas siempre arroja proyecciones más atinadas.  Por lo mismo, desde hace un poco más de una década estas encuestas han sido muy populares.  Para México existen varias muy reconocidas como la que levanta el Banco de México desde mediados de los 90 (conocida como la de Expectativas de los analistas del sector privado), la de Banamex (que es quincenal y se enfoca primordialmente en las variables que afectan la decisión de política monetaria), la de Consensus Economics (una empresa inglesa), la de Latin Focus (española), Blue Chip Indicators (americana) y Emerging Markets Economic Data (Hong Kong).

En un principio, se consideraba el consenso como la media de las proyecciones.  Sin embargo, varios académicos propusieron que se utilizara la mediana, ya que elimina opiniones radicales (outliers) que en ocasiones pueden introducir un sesgo no deseado en las respuestas.  Aunque la mayoría de las encuestas publican la mediana y la media, se considera como el consenso oficial a la mediana.  También suele publicarse el mínimo, el máximo, el rango y el coeficiente de variabilidad para otorgar más elementos de análisis.

Desde principios del año pasado, el consenso IEMF para el crecimiento del PIB de 2012 se había situado en 4.0%.  Así duró hasta mediados de año cuando se presentó una nueva crisis en los mercados financieros a raíz del anuncio de Standard & Poor’s de reducir la calificación riesgo-país de Estados Unidos y la percepción creciente de que pudiera presentarse una crisis de deuda soberana europea.  A la par con las expectativas de crecimiento de Estados Unidos, a partir de agosto la encuesta IMEF presentó una corrección a la baja en las expectativas de crecimiento en forma gradual, hasta llegar a 3.2% en noviembre del año pasado.

En ese momento había la posibilidad de que Estados Unidos se pudiera desacelerar mucho más, al tal punto en que pudiera entrar de nuevo en una recesión.  Aunque este escenario se consideraba de baja probabilidad, realmente era de preocuparse ya que la tasa de desempleo norteamericana se mantenía muy elevada y no había margen para las políticas monetaria y fiscal.  Por lo mismo, algunos analistas pronosticaban un escenario sumamente difícil para Estados Unidos (y consecuentemente para México) para los siguientes años.

Afortunadamente, la percepción negativa empezó a cambiar a fines del año pasado cuando los indicadores económicos empezaron a resultar mejores de lo previsto y se estimaba que una crisis griega tendría un impacto menor en Estados Unidos.  Como resultado, las expectativas de crecimiento para 2012 han empezado a revisarse al alza y la encuesta IMEF de mayo ya señala un consenso de 3.5%.  De mantenerse la trayectoria actual, es muy probable que el crecimiento de 2012 sea mucho más cercano a 4 que a 3%.  La persona más pesimista que participa en la Encuesta IMEF veía en diciembre un crecimiento para este año de 1.9%; esa misma persona ahora proyecta el PIB en 3.4%.

Las otras variables no han presentado tanta variación.  Desde hace buen tiempo, el consenso proyecta que las tasas de inflación para 2012 y 2013 serán menores a 4%, mientras que la tasa de política monetaria quedará en 4.5% por mucho tiempo más.  También ha sido notorio la ausencia de desequilibrios externos y fiscales en el horizonte, ya que los consensos apuntan hacia el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica para los siguientes años.

 

 

Consenso IMEF (encuesta de mayo)

                                                                                       2012                2013

Crecimiento del PIB                                                         3.50%              3.60%

Inflación (fin de año)                                                         3.65%              3.58%

Balance público tradicional (% del PIB)                          -2.40%             -2.10%

Balance fiscal primario (% del PIB)                                 -0.30%             -0.20%

Tasa Política Monetaria (fin de año)                                4.50%              5.00%

Empleo IMSS (cambio promedio del año)                   565,000           550,000

Tipo de cambio (fin periodo)                                          12.90               12.85

Cuenta corriente (% del PIB)                                          -1.10%             -1.20%

 

Haz click para agrandar la imagen…