La Actividad Industrial

Las cifras de la actividad industrial de septiembre fueron reportadas por el INEGI el martes, 11 de noviembre. Interesante observar como diferentes medios, analistas e instituciones interpretaron los datos. Arena P煤blica dio a conocer un poco antes, una nota publicada por Banamex que dec铆a que el consenso de mercado anticipaba una tasa anual de 3.5 por ciento, que ser铆a bienvenida ya que los 煤ltimos cinco meses anteriores no ha superado una tasa de 2 por ciento anual. Posteriormente, cuando se inform贸 que la tasa hab铆a sido de tan solo 3.0 por ciento, Arena P煤blica dijo que 鈥渄ecepcion贸鈥, a pesar de que la tasa fue del doble que en agosto, 鈥渃uando se registr贸 una tasa anual de 1.4 por ciento鈥. Monex coment贸 tambi茅n que el resultado hab铆a decepcionado ya que la tasa anual fue apenas 2.2 por ciento, ya con cifras corregidas por efectos de calendario. Finalmente, la SHCP puso en Twitter que la producci贸n industrial tuvo su mayor incremento anual en septiembre de los 煤ltimos seis meses, apoyado por el incremento anual de 5.1 por ciento de la construcci贸n, el mayor desde mayo de 2012.
Sin contar todav铆a con las noticias que aparecer谩n al d铆a siguiente, queda claro que podemos interpretar los datos como buenos o muy decepcionantes, dependiendo a qui茅n le hacemos caso y que tasa tomamos. En realidad, el reporte da para todos. Los que quieren ver el lado positivo pueden partir del enfoque de SHCP, mientras que los que se quieren decepcionar (de nuevo) pueden leerlo como Monex. En lo particular, creo que los n煤meros fueron regulares, ni tan buenos ni tan malos.
Lo primero que debemos tomar en cuenta es que el INEGI advierte que las cifras fueron revisadas desde enero de 2011, al incorporarse la 煤ltima informaci贸n estad铆stica b谩sica disponible (las cifras anteriores eran preliminares) y al realizar una conciliaci贸n de los c谩lculos mensuales con los anuales de las Cuentas Nacionales. Recuerdan que mientras el PIB anual de 2013, que parte de las Cuentas de Bienes y Servicios del Sistema de Cuentas Nacionales creci贸 1.4 por ciento, las cifras trimestrales del PIB todav铆a tienen una tasa de 1.1 por ciento. Al observar esta discrepancia, era de suponer que tarde o temprano el INEGI llevar铆a a cabo una conciliaci贸n de ambas series. Esto significa que cualquier comparaci贸n con cifras de meses (o a帽os) anteriores debe hacerse con las series revisadas y no contra las preliminares. Por ejemplo, cuando Arena P煤blica dice que la tasa de septiembre fue lo doble que en agosto, cuando se registr贸 una tasa anual de 1.4 por ciento, deber铆a tomar en cuenta que la tasa de agosto ya fue revisada a la baja a 1.1 por ciento. Tambi茅n cita a Banamex que dijo que los 煤ltimos cinco meses anteriores no hab铆an superado una tasa de 2 por ciento anual, pero las cifras revisadas de junio (2.1 por ciento) y de julio (2.0 por ciento) se帽alan lo contrario.
Lo segundo que deber铆amos hacer es realizar las comparaciones de tasas anuales a partir de la serie (revisada) corregida por efectos de calendario, ya que en muchos casos las variaciones entre un mes y otro se explican mediante n煤meros diferentes de d铆as laborales y no tanto por crecimientos reales. Por ejemplo, las tasas anuales de los nueve meses de 2014, calculados sin tomar en cuenta estos efectos, presentan una varianza significativa, con tasas de -0.9 por ciento (abril) hasta 3.9 por ciento (marzo), mientras que las mismas tasas corregidas por los efectos de calendario solo var铆an de 0.4 por ciento (marzo) hasta 2.4 por ciento (mayo). De hecho, si examinamos las tasas anuales corregidas de abril a la fecha (los 煤ltimos seis meses), encontramos muy poca variaci贸n, de 1.9 por ciento (julio) a 2.4 por ciento (mayo). De hecho, la tasa anual corregida de septiembre (2.2 por ciento) no es muy diferente al promedio observado en los 煤ltimos seis meses (2.1 por ciento). En este sentido, una primera conclusi贸n es que la producci贸n industrial parece estar avanzando a un ritmo lento pero bastante regular.
Sabemos que el motor principal de las actividades secundarias en M茅xico proviene de la demanda por nuestras exportaciones no petroleras, principalmente de Estados Unidos. Resulta interesante comparar la producci贸n industrial de ambos pa铆ses, partiendo de una base com煤n (enero 2008 = 100 para los dos pa铆ses). Encontramos que la producci贸n industrial de M茅xico siempre hab铆a tenido un avance mejor, pero ahora en septiembre encontramos que por primera vez desde enero de 2008, Estados Unidos supera a M茅xico. Sin embargo, la comparaci贸n no es v谩lida, ya que mientras el INEGI incluye la construcci贸n dentro de la producci贸n industrial, Estados Unidos lo presenta aparte.
Por lo mismo, para hacer una comparaci贸n correcta, debemos comparar la producci贸n manufacturera solamente. En este caso, partiendo de enero 2008 = 100 para ambos pa铆ses, encontramos que Estados Unidos registra un nivel de 100.03 en septiembre 2014, mientras que M茅xico se ubica en 109.83. En otras palabras, despu茅s de 81 meses Estados Unidos recupera apenas todo el terreno perdido y por fin regresa a producir lo mismo que hac铆a a principios de 2008. En cambio M茅xico produjo 9.8 por ciento m谩s que hace 81 meses. Sin embargo, la brecha entre ambos pa铆ses era mucho m谩s grande hasta principios de 2013, cuando Estados Unidos empieza a mostrar tasas de crecimiento sistem谩ticamente mayores a las de M茅xico.
A pesar de que M茅xico no ha crecido a la par que Estados Unidos en los dos 煤ltimos a帽os, la producci贸n manufacturera ha crecido en promedio este a帽o alrededor de 3.4 por ciento, tasa que se compara favorablemente con el promedio de 1.2 por ciento en 2013. No obstante, si queremos ver una mejor铆a en las actividades secundarias, donde m谩s necesitamos observar una recuperaci贸n es en la construcci贸n, que entr贸 en una verdadera crisis desde mediados de 2012. Las tasas anuales corregidas de la construcci贸n salieron de terreno negativo a partir de junio de este a帽o y en septiembre registr贸 un avance de 4.6 por ciento. Sin duda, ya estamos en proceso de recuperaci贸n en el segmento de la edificaci贸n despu茅s de la crisis de 2013. Aunque el INEGI todav铆a no reporta la tasa anual corregida de septiembre, ya agosto crec铆a a un ritmo de 7.8 por ciento (con cinco meses en terreno positivo). Sin embargo, todav铆a el nivel se sit煤a 7.2 por ciento por debajo del pico alcanzado en noviembre de 2012. En cambio, el segmento de las obras de ingenier铆a civil, identificada con la inversi贸n p煤blica, se mantiene en terreno negativo con una tasa anual corregida de -1.9 por ciento (siendo que la SHCP divulg贸 que la inversi贸n p煤blica federal aument贸 17.1 por ciento en t茅rminos reales).
驴Conclusi贸n? La producci贸n manufactura avanza a ritmo todav铆a lento pero constante y mejor que el de hace un a帽o. La construcci贸n muestra ya una recuperaci贸n importante, pero s贸lo en el segmento de la edificaci贸n, mientras que la obra p煤blica todav铆a no logra pintar. Suponiendo que el cuarto trimestre logra registrar tasas anuales corregidas alrededor de 3.0 por ciento, veremos que las actividades secundarias habr谩n avanzado alrededor de 2.0 por ciento en 2014. A estas alturas, dif铆cilmente veremos un avance significativamente mayor.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.