La Comparación de Sexenios

Cuando el INEGI reportó el crecimiento del PIB para 2012, realicé el cálculo de cuánto había sido el promedio anual para el sexenio de Felipe Calderón.  Esta tasa de 1.93% resultó menor a la de 2.15% del periodo anterior de Vicente Fox y la más baja desde el sexenio trágico de Miguel de la Madrid.  Simplemente con fines de dar a conocer los números, sin mayor explicación, puse los promedios sexenales de los últimos cuatro sexenios en Twitter.  Las razones detrás de estas cifras han sido sobre diagnosticadas, pero aun así el evidenciar los números fue tema que causó mucha polémica.

Las cifras provienen directamente del INEGI: el crecimiento promedio anual del PIB del sexenio de Carlos Salinas fue 3.96%; de Ernesto Zedillo 3.50%; de Vicente Fox 2.15%; y de Felipe Calderón 1.93%.  De aquí podemos presentar los datos de diversas maneras, por ejemplo, el crecimiento promedio de los doce años del PAN fue 2.04% anual, mientras que el de los doce años anteriores del PRI fue 3.73% anual.  Aunque parece ser que la falta de crecimiento en los dos sexenios de los gobiernos panistas fue uno de los motivos que relegó al partido a un tercer lugar en las últimas elecciones, la comparación fue recibida con hostilidad por algunas personas, que a mi parecer sobre reaccionaron.

Me acusaron de irresponsable por comparar las cifras, de manipulador, de presentar comparaciones tendenciosas y de presentar información engañosa.  Una persona dijo que mis cifras estaban equivocadas y otra me cuestionó por tuitear números sin explicaciones.

Primero, vale la pena recalcar que no son “mis números” sino cifras oficiales del INEGI.  El INEGI tampoco los inventó, sino resultaron de la medición cotidiana de la actividad económica por parte de un juez relativamente imparcial.  Segundo, es costumbre dar a conocer datos con la idea que después se puedan analizar, discutir y debatir.  Lo último lo hace el INEGI casi todos los días; presenta los números sin mayor explicación para que los expertos y el público en general los conozcan y los analicen.  Tercero, no creo justo decir que no conozco o que no he estudiado lo que hay detrás de estos datos.  He escrito muchos libros y artículos sobre el tema, ofreciendo mi diagnóstico y opinión sobre los porqués del crecimiento económico.

Una primera objeción a la comparación sexenal fue que Calderón le tocó la mala suerte de sufrir la gran recesión de 2008-2009, cuyo origen fue totalmente externo a nuestro país.  Sin embargo, cada uno de los cuatro presidentes mencionados experimentó una recesión en su sexenio, siendo la de 1995 en el primer año de Zedillo la peor.  Fox sufrió la recesión más larga, mientras que la de Calderón fue muy cercana al promedio tanto en términos de profundidad como de duración.

Resulta interesante volver a calcular los promedios sexenales sin considerar el peor año en cada periodo, que de antemano sabemos que debe favorecer a Zedillo y a Calderón. Si obviamos los años 1993, 1995, 2001 y 2009, el promedio anual de Salinas resulta 4.37%, de Zedillo 5.45%, de Fox 2.77% y de Calderón 3.51%.  Aun en este caso, los diez años del PAN brindaron un crecimiento promedio anual menor (3.14%) a los diez anteriores del PRI (4.91%).  Sobresalen la tasa superior a 5% de Zedillo, que sobrepuso exitosamente la crisis “tequilera” de 1995, y la tasa menor a 3% de Fox en el sexenio siguiente.

Los números en si son interesantes, pero no deben ser utilizados como el juicio final de un sexenio.  Salinas tuvo el crecimiento promedio anual más elevado, pero el manejo de la política económica en su periodo desembocó en los desequilibrios que provocaron la crisis de 1995, ya en el sexenio de Zedillo.  El peor sexenio de todos, el de Miguel de la Madrid, fue víctima de los excesos populistas de Luis Echeverría y José López Portillo, aunado a factores externos desfavorables.  La herencia de malas decisiones o desequilibrios formados en sexenios anteriores es un factor muy importante a considerar.  Sin embargo, hay que reconocer que Fox y Calderón no tuvieron problemas de este tipo.  Es más, Zedillo difícilmente pudo haber dejado a su sucesor una economía en mejor estado.

Fox y Calderón tuvieron la mala suerte de enfrentar recesiones en Estados Unidos, con impactos mayores en nuestro país, mientras que Salinas y Zedillo no tuvieron problemas externos mayores en sus sexenios.  Por sí sólo, esto es posiblemente la consideración más importante que se debe tomar en cuenta para evaluar cada uno de estas administraciones.  Pero al mismo tiempo, los gobiernos panistas fueron incapaces de negociar los consensos necesarios para las reformas estructurales, que tanto falta le hacen al país.  Al final de cuentas, debemos reconocer que la población tiene mala memoria a la hora de votar y toma en cuenta los resultados más recientes sin mayor análisis.  Calderón terminó con el crecimiento promedio anual más bajo de los últimos 24 años y por ende terminó relegado a un tercer lugar distante en las últimas elecciones.

3 thoughts on “La Comparación de Sexenios”

    1. Creo que México creció más que Estados Unidos desde la década de los 50 hasta el sexenio de López Portillo. Salvo los años de crisis, también creo que hemos crecido ligeramente más en las últimas dos décadas.

    2. Ciertamente, el crecimiento económico de Mexico nunca había alcanzado las cifras de crecimiento del PIB como las que se alcanzaron en el sexenio de Jose Lopez Portillo, a mi me toco vivir el Bum Petrolero donde Pemex paso de producir de 500 mil barriles por dia de petróleo a 3 millones de barriles por dia, la derrama económica impacto sorprendentemente a todos los Mexicanos.

¿Y tú qué opinas?