La Importancia de la Inversion

El sector de la construcci贸n resulta ser de los m谩s importantes de la econom铆a, no por su tama帽o dentro de la econom铆a (7.5 por ciento) o por su aportaci贸n al empleo formal (8.5 por ciento de los asegurados en el IMSS), sino por su aportaci贸n a la formaci贸n bruta de capital del pa铆s. La construcci贸n explica el 68.2 por ciento de la inversi贸n fija bruta (IFB), mientras que la adquisici贸n de maquinaria y equipo aporta el 31.8 por ciento restante. Tiene la caracter铆stica de ser muy 鈥減ro-c铆clico鈥, es decir, jala hacia arriba o hacia abajo el ciclo econ贸mico, dependiendo en qu茅 fase nos encontramos. Por lo mismo, una de las pol铆ticas econ贸micas m谩s trascendentales que puede instrumentar el gobierno es la del impulso de la infraestructura p煤blica.

Sin embargo, en los 煤ltimos seis a帽os la inversi贸n p煤blica ha disminuido -23.7 por ciento. A principios de 1995 representaba 55.0 por ciento del total de la inversi贸n, mientras que a fines del a帽o pasado encontramos que su participaci贸n se ha reducido a tan solo 16.2 por ciento de la IFB del pa铆s. Si examinamos el PIB por el lado del gasto (tambi茅n conocido como la demanda agregada), encontramos que el 煤nico componente con una contribuci贸n negativa al crecimiento econ贸mico es justo la inversi贸n p煤blica. Si observamos las tendencias de los tres subsectores de la construcci贸n que reporta el INEGI, vemos que el 煤nico que muestra un estancamiento casi permanente en los 煤ltimos tres a帽os es el subsector 237 de la 鈥渃onstrucci贸n de obras de ingenier铆a civil鈥, t铆picamente asociado con la inversi贸n p煤blica.

驴En qu茅 consiste el subsector 237? El Sistema de Clasificaci贸n Industrial para Am茅rica del Norte (SCIAN) divide el subsector en cuatro ramas: la construcci贸n de obras para el suministro de agua, petr贸leo, gas, energ铆a el茅ctrica y telecomunicaciones (2371); la divisi贸n de terrenos y construcci贸n de obras de urbanizaci贸n (2372); la construcci贸n de v铆as de comunicaci贸n (2373); y otras construcciones de ingenier铆a civil (2379). Desgraciadamente, no contamos con informaci贸n oportuna a este nivel de desagregaci贸n para encontrar d贸nde ha fallado m谩s el gobierno, pero intuitivamente, ha de ser la sub-rama 23712 de la construcci贸n de obras para petr贸leo y gas, ya que la mayor铆a de las perforaciones de pozos petroleros han sido improductivos.

En adici贸n al nulo valor agregado de la inversi贸n p煤blica, el gobierno tambi茅n ha sido responsable por el mal desempe帽o de otros subsectores de la construcci贸n, en especial, la edificaci贸n residencial (2361). Esta rama pas贸 por una crisis singular desde mediados de 2012 hasta fines de 2013, que casi empuj贸 a la econom铆a en su totalidad a una recesi贸n. El gobierno del sexenio anterior hab铆a instrumentado una pol铆tica de subsidios para impulsar a la vivienda de inter茅s social de tipo horizontal. Sin embargo, el Censo de Vivienda revel贸 que hab铆a una cantidad impresionante de unidades multifamiliares abandonadas o por lo menos sin ocupar, ya que carec铆an de una infraestructura b谩sica, no ten铆an suficiente oferta de actividades recreativas, no hab铆a servicios de educaci贸n y salud suficientes y se ubicaban muy lejos de los centros de trabajo. Al darse cuenta el gobierno de su desatinada pol铆tica, suspendi贸 el programa y pr谩cticamente paro en seco a la industria de la construcci贸n. El gobierno entrante tard贸 mucho en aprobar un nuevo esquema y despu茅s en fondear la nueva pol铆tica de subsidios, a tal grado que provoc贸 la quiebra de muchos de los desarrolladores de vivienda. Al final de cuentas, la crisis de la construcci贸n de 2013 fue tan severa como la que experiment贸 en los a帽os de la gran recesi贸n de 2008-2009.

La organizaci贸n 鈥淢茅xico, 驴C贸mo Vamos?鈥 se ha dedicado a poner metas para transformar el pa铆s. A veces dif铆cil de entender su l贸gica, ya que pone una meta exageradamente ambiciosa de crecer 6 por ciento anual, junto con otra relativamente mediocre de que la inversi贸n fija bruta alcance solo el 24 por ciento del PIB. Sin embargo, para crecer m谩s, necesitamos incrementar la inversi贸n. Aun as铆, en 2015 la inversi贸n solo represent贸 22.2 por ciento del PIB, como producto de la mala inversi贸n p煤blica y pol铆ticas desatinadas para impulsar la construcci贸n en general.

Al enfrentarse a la necesidad de recortes presupuestales, el gobierno se ha enfocado a disminuir a煤n m谩s las obras de infraestructura b谩sica. Todos sabemos que tiene mucha tela para recortar del gasto corriente, pero ha fallado la voluntad pol铆tica. 驴Qu茅 pas贸 con el presupuesto base cero? 驴Qu茅 pas贸 con el Programa Nacional de Infraestructura? Buenas ideas, abandonadas.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.