Articulos sobre la economía Mexicana
Header

Ahora examinaremos a José Julián Sidaoui, sexto en nuestra lista de candidatos potenciales para ser el próximo Gobernador del Banco de México. Los criterios son diez, que publicamos hace ya casi dos meses (Reforma, 5 de julio). Sidaoui es jubilado del Banco de México, después de terminar su segundo periodo como Subgobernador del Banco a fines de 2012 y de haber trabajado en la institución por 32 años. Es casi un hecho de que no está en la lista de la presidencia para ser considerado, sin embargo, sus calificaciones lo colocan indiscutiblemente como el mejor.

Sidaoui cumple con los requisitos legales: nació en la Ciudad de Puebla, no tiene más de 65 años cumplidos (tiene casi 64), tiene elevado nivel técnico y profesional, goza de reconocida competencia en materia monetaria y ha ocupado cargos de alto nivel relevantes por más de cinco años. Tiene treinta y dos años de experiencia en el Banco (en dos periodos distintos), de los cuales 16 fueron como Subgobernador. También ha trabajado en la SHCP como Subsecretario del Ramo. En cuanto a su evaluación de las diez características deseables:

1.- Tiene la licenciatura en Economía del en la Universidad de la Américas (con distinción Summa Cum Laude), maestría en Economía de la Universidad de Pennsylvania y el doctorado en Economía de la Universidad de George Washington, todas universidades de primer nivel (calificación 10).

2.- Su formación es ortodoxa, al estudiar en las Américas, Pennsylvania y George Washington, con especialización en economía laboral y demografía. Ha publicado numerosos artículos y documentos de investigación en temas como cambio estructural, deuda pública, finanzas y asuntos de banca central (calificación 10).

3.- De los 32 años que trabajo en el Banco, 16 fueron de muy valiosa experiencia como Subgobernador. Sin embargo, sus 16 años anteriores fueron en cargos distintos mediante los cuales acumuló experiencia muy valiosa en operaciones nacionales, manejo de la reserva internacional y los sistemas de pagos. Desempeño el cargo de Director General de Operaciones del Banco. Además, cuenta con la experiencia de haber sido Subsecretario de la SHCP, en la época de la crisis de 1995, donde trabajó en el retorno del país a los mercados financieros internacionales y en la reforma al sistema de pensiones (calificación 10.0).

4.- Tiene experiencia y conocimiento de mercados, tanto nacionales como internacionales, de primera mano, en Hacienda en la época de la crisis y posteriormente en los años difíciles de la reincorporación de México a los mercados internacionales (calificación 10).

5-. Ha mostrado ser una persona con carácter fuerte e independiente. Algunas personas lo han criticado de gris y de no ser tan ejecutivo en sus decisiones. Sin embargo, otros opinan lo contrario y lo admiran por sus decisiones duras. Aparentemente tiene carácter y temperamento, sin tener enemigos conocidos (calificación 9).

6.- Uno de sus puntos débiles es que fue miembro del PRI desde los escasos 14 años. Sin embargo, su único puesto político fue los dos años que estuvo en la SHCP, por lo que realmente no tiene carrera política. Hasta donde se sabe ya no es miembro de ningún partido político (calificación 8.0).

7.- Pocas personas pueden presumir de 32 años de experiencia en el Banco de México, los puestos que ha ocupado y los logros obtenidos. Fue el responsable de la modernización del banco; siempre cuestionó los gastos superfluos (que crecieron sin mesura después de su salida) y estuvo muy involucrado en la administración interna (calificación 10).

8.- No es pariente, compadre o amigo personal del presidente, ni se le conoce algún compadrazgo con algún político de renombre. Fue amigo muy cercano de Ernesto Zedillo, quien no solo dejó la presidencia hace casi 18 años, sino que ya no figura en el mundo político del país (calificación 9.5).

9.- La experiencia tan relevante de Sidaoui lo coloca como una persona que tendría una aceptación nacional generalizada (calificación 10).

10.- El beneplácito de la comunidad financiera y monetaria internacional sería enorme para alguien con este perfil y experiencia (calificación 10).

La calificación final de José Sidaoui es de 9.65, lo cual lo coloca como excelente candidato para el puesto. Su punto débil es que, por su edad, sólo podrá ser gobernador por el resto del periodo de Carstens. La semana entrante hablaremos de otros posibles candidatos.

Después de proponer una lista de diez características que debería tener un gobernador ideal del Banco de México (Reforma, 5 de julio), la semana pasada calificamos a José Antonio Meade como candidato potencial para el puesto. En esta ocasión toca a Luis Videgaray Caso, actual Secretario de Relaciones Exteriores.

Luis Videgaray cumple con todos los requisitos legales que marca la Ley del Banco de México. Es mexicano por nacimiento sin otra nacionalidad, no tiene más de 65 años cumplidos (tiene 48 años), goza de reconocida competencia en materia financiera y ha ocupado cargos de alto nivel relevantes por más de cinco años. De su experiencia relevante está haber trabajado como director de Protego (empresa de Pedro Aspe), como Secretario de Finanzas del Estado de México, Diputado Federal y Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y como Secretario de la SHCP y de Relaciones Exteriores.

1.- Es economista de profesión (ITAM) con doctorado en Economía de la Universidad Massachusetts Institute of Technology, conocida como MIT (calificación 10).

2.-  Su formación es ortodoxa, al estudiar en el ITAM y en MIT, universidad de alto prestigio de Estados Unidos. Los temas de su tesis, tanto de licenciatura como de doctorado, fueron en temas relacionados a las finanzas públicas (calificación 10).

3.- No tiene experiencia en funciones alrededor del banco central, sino más bien en materia de finanzas, tanto privada como pública. Su experiencia principal es en la política, en temas de presupuestos, negociaciones y ahora (que admite que empieza como novato) en temas de relaciones y comercio exterior (calificación 6).

4.- Tiene conocimientos de mercados, tanto nacionales como internacionales y entiende la interrelación entre la estabilidad financiera y la tradicional estabilidad monetaria, aunque se limita a su experiencia en SHCP y al presidir el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (calificación 8).

5-. Es una persona de carácter fuerte y tiene plena capacidad de liderazgo. Sin embargo, ha mostrado ser soberbio y arrogante, a tal grado que no escucha a críticas al pensar que todo lo sabe. Se ha involucrado en por lo menos dos escándalos, el caso Monex en la campaña presidencial y en la compra de bienes raíces en Malinalco. Es miembro del PRI desde joven y ha mostrado poner primero los intereses políticos de su partido y del presidente, por lo que se podría cuestionar su habilidad para tomar decisiones aisladas de los intereses políticos (calificación 5).

6.- Es 100 por ciento político, miembro del PRI desde 1987 como parte del Frente Juvenil Revolucionario. Fue Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en el Estado de México. Tiene claras aspiraciones para ser candidato del PRI a la presidencia o Gobernador de algún estado (calificación 5).

7.- Nunca ha transitado por el Banco de México, salvo en asistir a las Juntas de Gobierno cuando era Secretario de SHCP (sin voto). Ha pasado por varios puestos de la burocracia, con experiencia genérica de un funcionario público, pero nunca en temas cercanas al banco central (calificación 6).

8.- Después de trabajar muchos años muy cercanos a Enrique Peña Nieto, podríamos decir que es amigo personal o por lo menos uno de los asesores más cercanos del presidente. Podríamos pensar que su designación pondría en riesgo la consolidación de una autonomía institucional (calificación 5).

9.- Es una persona controversial, no muy aceptado por (algunos) partidos de oposición, legisladores y medios de comunicación. Sus controversias de Malinalco y de haber invitado a Trump a México, le ha creado cierta enemistad en algunos círculos (calificación 6).

10.- Tiene aceptación y reconocimiento en el exterior, primero como Secretario de SHCP y ahora como Secretario de Relaciones Exteriores. Recibió el premio de “Deal of the Year”, otorgado por la Revista Latin Finance cuando era Secretario de Finanzas del Estado de México y el premio de “Secretario de Finanzas del año”, otorgado por la Revista The Banker cuando empezaba en SHCP. Aparentemente, la comunidad internacional y en especial la financiera, verían con buenos ojos su designación (calificación 10).

La calificación final de Luis Videgaray Caso es de 7.1, lo cual no lo coloca como buen candidato para el puesto de Gobernador del Banco de México. La semana entrante toca a Alejandro Díaz de León.

Agustin Carstens

Septiembre 23rd, 2015 | Posted by Jonathan Heath in Pulso Económico (Reforma) - (0 Comments)

La semana pasada, el Presidente de la República anunció que propondrá a Agustín Carstens para un periodo más de seis años como Gobernador de la Junta de Gobierno del Banco de México. Una vez ratificada la designación por el Senado de la República, Carstens ejercerá el puesto del 1 de enero de 2016 al 31 de diciembre de 2022. El nombramiento no fue sorpresa, ya que desde hace más de un año se perfilaba como el favorito. Los resultados que ha logrado en su primer periodo y su prestigio internacional lo hacían el candidato ideal para la comunidad financiera, tanto nacional como internacional.

En la página del Banco se puede leer los puestos y distinciones que ha obtenido a lo largo de su primer periodo. Desde 2010 es miembro del Grupo Director del Consejo de Estabilidad Financiera. En enero de 2011, el Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales lo eligió como nuevo integrante. De abril de 2013 a marzo de 2015 presidió el Comité Permanente de Evaluación de Vulnerabilidades del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), encargado de monitorear y evaluar las vulnerabilidades que pudiesen afectar al sistema financiero global y proponer acciones pertinentes. A partir de julio de 2013 preside el Comité Económico Consultivo y la Reunión de la Economía Mundial del Banco de Pagos Internacionales, que llevan a cabo tareas de coordinación y cooperación entre bancos centrales en pro de la estabilidad monetaria y financiera global. Fue nombrado por la revista The Banker como Banquero Central de 2012 y por la revista Euromoney como Banquero Central de 2013. Finalmente, a principios de este año fue elegido por los miembros del Comité Monetario y Financiero Internacional, el órgano rector de las políticas del Fondo Monetario Internacional, como Presidente del Comité para un periodo de tres años.

En los primeros cinco años como Gobernador logró que la inflación mantuviera un promedio anual de 3.9 por ciento, ligeramente por debajo del techo del intervalo fijado por la Junta de Gobierno como aceptable. Sin embargo, no fue hasta este año que se acercó al objetivo puntual de 3 por ciento. En agosto la inflación llegó a un mínimo histórico de 2.59 por ciento anual y ha permanecido por debajo de 3 por ciento por cuatro meses consecutivos. En los primeros ocho meses de 2015 la inflación lleva un promedio de 3.34 por ciento y es muy posible que termine en diciembre justo en su objetivo.

Con tanto reconocimiento y buenos resultados, era difícil pensar que el Presidente hubiera escogido a otra persona. Sin embargo, se sabía que no había muy buena química entre él y el Secretario de Hacienda. Era el típico choque entre dos personalidades muy fuertes y una batalla de arrogancia. Por lo mismo, en los primeros años de este sexenio se pensaba que la SHCP buscaría cambiar poco a poco los integrantes de la Junta. Pero la primera señal a lo contrario vino con la ratificación por un periodo más de Roberto del Cueto el año pasado. Finalmente, ante la volatilidad financiera internacional, la depreciación acelerada de la moneda y la caída en la confianza empresarial de este año, su reelección era el camino deseado.

Difícilmente podríamos encontrar un candidato más calificado en el país. Su padrino, Miguel Mancera Aguayo, lo cultivo y se aseguró que tuviera la educación y experiencia apropiada. Cuando regresó de estudiar su doctorado en la Universidad de Chicago y se incorporó al Banco en el área de cambios, Mancera se ocupó de que tuviera una carrera meteórica en una institución caracterizada por ser conservador. En sus primeros 20 años que estuvo allí, pasó por prácticamente todos los puestos clave y acumuló experiencia en todos los niveles y áreas, por lo que su conocimiento del Instituto y del manejo de la política monetaria era completo. Para terminar de prepararse para el puesto de Gobernador, pasó por la Subsecretaría y Secretaría de Hacienda y finalmente en el FMI como Subdirector Gerente.

Agustín Carstens es una persona ambiciosa, por lo que aspira al puesto de Christine Lagarde al frente del FMI. Para lograr llegar a la cima de ese organismo, necesita los recursos y posicionamiento que implica el Banco de México. Pero si no lo logra, su edad de 57 años lo deja listo para un tercer periodo a partir de 2023. El peligro que esto representa es que el Gobernador del Banco Central tiene demasiado poder y no está sujeto a chequeos y balances suficientes. Su puesto le permite hacer lo que él quiera y disponer de los recursos que desea. En momentos, parece tener más poder y campo de acción que el Secretario de Hacienda.