La Actividad Industrial de julio

Publicada en Publicada en Pulso Económico (Reforma)

Justo cuando pensábamos que la economía iba mejorando, aunque marginalmente, el INEGI dio a conocer la actividad industrial de julio, que disminuyó -1.0 por ciento respecto al mes anterior. Si bien la tendencia había sido básicamente lateral desde mediados del año pasado, ahora nos enfrentamos una claramente a la baja. Con este resultado, el nivel del mes se ubica -1.5 por ciento por debajo de julio del año pasado y pinta el tercer trimestre de 2017 como negativo. Hubo disminuciones en tres de los cuatro sectores de la actividad industrial: minería (-1.4 por ciento), la “generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y gas por ductos al consumidor final“ (-0.3 por ciento) y construcción (-2.1 por ciento). La industria manufacturera fue el único que aumentó (0.3 por ciento), después de dos meses a la baja. Después de un periodo de estancamiento que empezó a mediados de 2015, […]

La Inversión

Publicada en Publicada en Pulso Económico (Reforma)

INEGI dio a conocer la inversión fija bruta (IFB) de junio, que disminuyó -1.0 por ciento respecto al mes anterior, por lo que se ubica -1.0 por ciento por debajo del nivel de hace un año. La disminución provino básicamente de una caída de -5.3 por ciento en la compra de maquinaria y equipo de origen importado. Sin embargo, tanto la compra de maquinaria en general y la construcción se ubican por debajo de los niveles de hace un año. El hecho de que la inversión disminuye es mala noticia, pues es un componente crucial del PIB. En 2015 la IFB registró un avance de 4.3 por ciento, la mejor tasa para un año en lo que va el sexenio. No obstante, en 2016 se frenó al crecer tan solo 0.1 por ciento. Al inició del año, la expectativa para 2017 no era bueno, ya que se estimaba que podría […]

Sobrerreacción

Publicada en Publicada en Pulso Económico (Reforma)

Queda claro que empezamos el año muy mal: el gasolinazo y los subsecuentes saqueos y manifestaciones generalizadas, junto con el arribo de Trump a la presidencia de Estados Unidos, nos pusieron a todos de mal humor. El pesimismo se vio primero en el peso mexicano cuando el tipo de cambio “fix” alcanzó 21.9076 el 11 de enero. Posteriormente vimos un desplome sin precedente en las confianzas del consumidor y empresarial. Las percepciones sobre la situación actual y futura de la economía del país registraron niveles de pesimismo abismales, incluso muy por debajo de los peores momentos de la Gran Recesión de 2008-2009. Todos revisaron sus expectativas de crecimiento a la baja y veían un aumento significativo en las probabilidades de una recesión. Tres meses después el tipo de cambio se ubica en 18.4863, ya por debajo del promedio de 18.6943 del año pasado e incluso en niveles que prevalecían antes […]