Nueva Fase

Hace unos d铆as, el INEGI dio a conocer los resultados de su Sistema de Indicadores C铆clicos (SIC) para abril. La buena noticia es que el Indicador Coincidente entr贸 a la fase de 鈥渞ecuperaci贸n鈥, despu茅s de haber permanecido en la de 鈥渞ecesi贸n鈥 por 22 meses. Esto significa que el componente c铆clico del indicador empez贸 a crecer por primera vez en 23 meses, aunque todav铆a se ubica por debajo de su tendencia de largo plazo. Si a帽adimos la informaci贸n proporcionada por el Indicador Adelantado, que est谩 creciendo y se ubica por arriba de su tendencia de largo plazo, muy pronto deber铆amos encontrarnos ya en una nueva fase de 鈥渆xpansi贸n鈥.

El Indicador Coincidente es un 铆ndice compuesto de seis indicadores que 鈥渃oinciden鈥 con el ciclo econ贸mico, por lo que ayuda a determinar si la econom铆a se ubica por encima o por debajo de su tendencia de largo plazo y a la vez, si la brecha se est谩 ampliando o reduciendo. Resulta importante recalcar que esta metodolog铆a de la OCDE, conocida como 鈥渃iclo de crecimiento鈥 y adoptada por el INEGI, no utiliza el t茅rmino 鈥渞ecesi贸n鈥 en su sentido original o cl谩sico聽 Si se ubica por debajo de su tendencia y la brecha se est谩 ampliando, este enfoque dice que la econom铆a se encuentra en fase de recesi贸n, aun si la actividad econ贸mica crece. En cambio, la definici贸n cl谩sica de recesi贸n implica que la actividad econ贸mica est谩 disminuyendo en forma generalizada y sostenida. As铆 es c贸mo debemos interpretar estas fases del SIC, es decir, est谩bamos en una brecha negativa respecto a la tendencia de largo plazo, m谩s no en una recesi贸n 鈥渃l谩sica鈥.

Independientemente de la controversia que se suscit贸 a ra铆z de las grandes confusiones que gener贸 el INEGI al introducir el SIC, debemos tomar la nueva trayectoria del indicador como se帽al positiva del rumbo de la econom铆a. De entrada, tres de los seis componentes del indicador c铆clico se ubican en 鈥渞ecuperaci贸n鈥, mientras que los otros tres est谩n ya en 鈥渆xpansi贸n鈥. Esto significa que mientras todos se帽alan una mejor铆a, el comportamiento de la actividad industrial, los asegurados permanentes del IMSS y la desocupaci贸n urbana se ubican incluso por encima de su tendencia de largo plazo.

Pero posiblemente la mejor noticia de todas en torno al SIC, es el hecho de que los seis componentes y el total aumentaron todos en abril, algo que no se hab铆a visto desde febrero de 2012 y que s贸lo ha ocurrido tres veces desde abril de 2004. Incluso, si examinamos los 煤ltimos (casi) 33 a帽os despu茅s del boom petrolero (un total de 391 meses), encontramos que esto solo ha ocurrido en 41 ocasiones, es decir, cerca del 10 por ciento del tiempo. En otras palabras, parece ser que la tan anhelada mejor铆a econ贸mica, que tanto han prometido los funcionarios p煤blicos, empieza a asomarse.

Hasta all铆 se acaban las buenas noticias; ahora vamos a poner todo esto en contexto. En los 22 meses que dur贸 la tendencia negativa del Indicador Coincidente, los primeros 14 fueron de 鈥渄esaceleraci贸n鈥 (es decir, disminuyendo pero todav铆a por encima de la tendencia de largo plazo) y los 煤ltimos 8 fueron de 鈥渞ecesi贸n鈥. Sin embargo, el pico registrado en abril de 2012 fue significativamente inferior a cualquier otro registrado desde que existen los datos del SIC, mientras que la 鈥渆xpansi贸n鈥 que tuvimos despu茅s de la gran recesi贸n de 2008-2009 fue de las m谩s breves. Si bien es cierto que la 鈥渞ecesi贸n鈥 fue muy ligera (poca profundidad y duraci贸n), tambi茅n es de esperar que nuestra nueva fase de recuperaci贸n y posterior expansi贸n ser谩n muy lentas. En otras palabras, iniciamos una nueva etapa de crecimiento pero todav铆a no promete ser muy vigorosa.

Por 煤ltimo cabe se帽alar que el SIC mapea la econom铆a en relaci贸n a su tendencia de largo plazo y los datos se帽alan que hemos estado muy cerca de esta tendencia en los 煤ltimos cuatro a帽os. Lo que no revela el SIC es la tasa de crecimiento tal cual de la tendencia, ya que la iguala a 100 a trav茅s del tiempo. Sin embargo, podemos intuir que despu茅s de d茅cadas de casi no crecer, la tasa debe ser muy baja. En otras palabras, si en los siguientes meses logramos crecer ya por arriba de 100, no podemos presumir de mucho, ya que de todos modos estaremos al borde de la mediocridad.

Si buscamos pasar del SIC a lo que pudiera implicar para el crecimiento del PIB, podemos intuir que la tendencia de largo plazo no puede ser muy superior al 2 por ciento. Posiblemente este a帽o alcancemos crecer ligeramente m谩s que el doble que el a帽o pasado, es decir un poco m谩s de ese 2 por ciento y todav铆a lejos de lo que necesitamos.

2 comentarios en “Nueva Fase”

  1. Jonathan,

    Tu publicaci贸n en Reforma me despert贸 la curiosidad por esta metodolog铆a de la OCDE incluso present茅 la gr谩fica publicada en SIC de abril en mi junta de staff. Estoy atento a los resultados de este Julio que sera el an谩lisis de mayo para saber si en verdad estamos en una recuperaci贸n. Sin meter mucho an谩lisis veo una recuperaci贸n en el Mercado.

    Saludos

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.