El Dilema de Argentina

Este art铆culo lo escrib铆 en septiembre de 2007.

El siglo XX fue sumamente dif铆cil y ca贸tico para Argentina.聽 A pesar de un sinn煤mero de intentos no logr贸 modernizarse a trav茅s de revoluciones o de reformas. 聽En 2001 experiment贸 la peor crisis de su historia.聽 Sin embargo, en los 煤ltimos cuatro a帽os ha crecido m谩s de 40 por ciento (8.9 por ciento promedio anual) y promete terminar este a帽o con una tasa similar.聽 驴Habr谩 encontrado el rumbo?

M茅xico sufri贸 la maldici贸n de las crisis sexenales entre 1976 y 1994, que result贸 en mayor pobreza, menor bienestar y un sentido de frustraci贸n generalizado entre la poblaci贸n.聽 Sin embargo, tuvimos momentos de crecimiento sostenido y a pesar de todo, logramos un avance significativo en el siglo XX.聽 En cambio, Argentina era considerada entre los pa铆ses m谩s pr贸speros del mundo hace cien a帽os.聽 Su maldici贸n no fue de un par de d茅cadas, sino pr谩cticamente de un siglo completo.

Despu茅s de vivir un embate hiperinflacionario y una econom铆a ca贸tica en los ochenta, lleg贸 Carlos Sa煤l Menem a la presidencia en 1989.聽 A pesar de ser del Partido Justicialista (peronista), implement贸 reformas importantes que tuvieron 茅xito.聽 Su Ministro de Econom铆a, Domingo Cavallo, instrument贸 un 鈥淧lan de Convertibilidad鈥 que estabiliz贸 al pa铆s y produjo tasas de crecimiento significativos en la d茅cada de los noventa.聽 Sin embargo, la falta de flexibilidad produjo desequilibrios serios y a partir de 1999 la econom铆a entr贸 en recesi贸n.

Los siguientes a帽os fueron desastrosos para Argentina.聽 Despu茅s de los fracasos de ministros como Jos茅 Lu铆s Machinea y Roberto L贸pez Murphy, Menen trajo de regreso a Cavallo.聽 No obstante, las medidas que implement贸 resultaron peores.聽 Ante tal embate econ贸mico, el pa铆s sufri贸 presiones pol铆ticas que vieron pasar por la presidencia a Fernando de la Rua, Adolfo Rodr铆guez y Eduardo Duhalde en apenas un par de a帽os.聽 Lo peor de la crisis lleg贸 a principios de 2002, cuando Duhalde decidi贸 abandonar el r茅gimen cambiario y no encontr贸 una pol铆tica adecuada para reducir un d茅ficit fiscal fuera de control e iniciar la estabilizaci贸n del pa铆s.聽 Ante las presiones existentes y la dificultad de cubrir adecuadamente los pagos de deuda externa, Argentina finaliz贸 con una suspensi贸n de pagos.

El tipo de cambio se fue de un peso argentino por d贸lar a fines de 2001, a 3.65 pesos en octubre de 2002, un incremento de 265 por ciento.聽 Despu茅s de tener una inflaci贸n promedio de pr谩cticamente cero por muchos a帽os, los precios se incrementaron m谩s de 40 por ciento ese a帽o, mientras que la actividad econ贸mica se desplom贸 10.9 por ciento.聽 Entre 1998 y 2002, el PIB cay贸 18.4 por ciento, un promedio de 4.9 por ciento anual.聽 Sin embargo, si medimos el valor de la actividad econ贸mica en d贸lares, la ca铆da acumulada fue 73.6 por ciento, un promedio de 28.3 por ciento cada a帽o por cuatro a帽os consecutivos.

Finalmente, Nestor Kirchner lleg贸 al poder en mayo de 2003 y Argentina empez贸 el largo camino a la recuperaci贸n.聽 Los 煤ltimos cuatro a帽os han sido promisorios, ya que la econom铆a ha experimentado un crecimiento de 40.5 por ciento, equivalente a 8.9 por ciento anual.聽 Esto ya lo sit煤a 14.7 por ciento por arriba del pico anterior de 1998.聽 Aun as铆, esto significa apenas un crecimiento promedio de 1.7 por ciento anual en los 煤ltimos ocho a帽os.聽 Sin embargo, estas cifras son enga帽osas, ya que son expresados en pesos argentinos que experimentaron una devaluaci贸n mayor.聽 Si medimos el PIB argentino en d贸lares, el crecimiento de 1998 a 2006 fue de -62.7 por ciento, un promedio negativo de 11.6 por ciento anual en un periodo de ocho a帽os.聽 El PIB per c谩pita actual es pr谩cticamente el mismo de hace 25 a帽os.

Aun as铆, habr铆a que reconocer que el desempe帽o de la econom铆a argentina en los 煤ltimos cuatro a帽os ha sido muy bueno, aun si se toma en cuenta que parte de una base muy reducida.聽 La base de su 茅xito ha sido el esfuerzo por reencontrar la estabilidad macroecon贸mica.聽 Primero, implement贸 una pol铆tica cambiaria relativamente flexible, que busca sostener su competitividad real.聽 Segundo, ha establecido disciplina fiscal, que ha producido un super谩vit sostenido en las finanzas p煤blicas a trav茅s de los 煤ltimos a帽os.聽 La combinaci贸n de una pol铆tica cambiaria competitiva y una pol铆tica fiscal conservador, ha resultado en un super谩vit en la cuenta corriente y le ha ayudado a acumular reservas internacionales.

Lo negativo es que no le ha permitido bajar la inflaci贸n a niveles congruentes con una estabilidad macroecon贸mica sostenida.聽 Inclusive, el gobierno entabl贸 una gran controversia al despedir al funcionario encargado del c谩lculo del 铆ndice nacional de precios al consumidor del INDEC, el instituto oficial de estad铆sticas.聽 A partir de entonces, muchos analistas expresan dudas acerca de la veracidad de los datos de inflaci贸n.聽 Algunos estiman que la inflaci贸n actual es alrededor del doble de lo que reporta ahora el gobierno.

La pol铆tica anti-inflacionaria no ha sido ortodoxa, sino compuesta de controles de precios y subsidios dirigidos a los precios de mayor peso en el 铆ndice nacional.聽 Al mismo tiempo, el gobierno ha permitido incrementos de salarios muy por arriba de la productividad, que si bien han contribuido al crecimiento robusto del consumo, tambi茅n ha provocado presiones inflacionarias por el lado de la demanda.聽 Pr谩cticamente todos los pa铆ses que han perseguido este tipo de pol铆ticas, han encontrado que tarde o temprano, fracasan y terminan por provocar m谩s inflaci贸n, una p茅rdida en el poder adquisitivo y una disminuci贸n en el bienestar.

Queda claro que el gobierno tiene que modificar su pol铆tica si quiere evitar otra crisis m谩s adelante.聽 No obstante, el Presidente Kirchner goza de una alta popularidad y su esposa, la Senadora Cristina Kirchner es candidata para la presidencia en las elecciones del 28 de octubre.聽 Por lo mismo, es poco probable que veamos acci贸n alguna en los siguientes meses.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.