Esta semana – 5 al 9 de marzo de 2012

Después de una buena dosis de cifras positivas, terminamos la semana pasada con la noticia de que el ISM manufacturero de Estados Unidos fue 52.4, menor a lo esperado.  Sin embargo, el lunes de esta semana arrancamos con un reporte muy buen del ISM no manufacturero en 57.3, sustancialmente mejor a lo esperado.  En si el balance de indicadores de Estados Unidos ha mejorado mucho y tenemos que estar atentos a las noticias de esta semana para ver si se confirma el buen rumbo para consolidar las expectativas de una expansión económica de nuestros vecinos.  En particular, tendremos un conjunto de noticias relacionadas con el mercado laboral, que últimamente ha exhibido señales de fortaleza.  La más importante de todas será la tasa de desempleo que se anuncia el viernes 9 de marzo.

En México empezamos la semana con la noticia de que el Índice de Confianza del Consumidor tuvo un comportamiento básicamente lateral (disminuyó 0.06%) con todavía una tendencia creciente.  Dado que la expectativa era de una caída de 0.2%, la noticia no fue mala.  El índice registró una tendencia lateral durante prácticamente todo 2011 y apenas empieza a tornarse positivo a partir de este año.  Es importante que se consolide esta nueva tendencia, para confirmar el buen comportamiento del mercado interno.

En el resto de esta semana conoceremos información de los indicadores cíclicos de diciembre y enero (miércoles), la información acerca de la inversión fija bruta para el cierre del año (miércoles) y la tasa de inflación para febrero (jueves).  De estos datos, el menos importante es la inversión fija bruta ya que la cifra que se dará a conocer pertenece a diciembre y es prácticamente el índice menos oportuno de la familia de indicadores coyunturales que produce el INEGI.  No obstante, su tendencia era creciente hasta noviembre y será importante observar que siga así.

Los indicadores cíclicos también han sido de los últimos en difundirse.  Por ejemplo, ahora se dará a conocer el Indicador Coincidente de diciembre.  Sin embargo, desde hace como seis meses, se da a conocer el adelantado un mes antes, por lo que ahora conoceremos la cifra de enero.  También uno puede ir consultando la página del INEGI para ver los componentes de ambos con anticipación, ya que se actualizan en su momento sin esperar a que salga el indicador compuesto.

Aquí lo que nos debe interesar es la evolución de los indicadores adelantados, ya que tres (de los seis) están en territorio de “recesión”, que significa que registran una desaceleración y están creciendo por debajo de su tendencia de largo plazo.  Estas son el Índice de Precios y Cotizaciones de Bolsa Mexicana de Valores en términos reales, la tasa de interés interbancaria de equilibrio (TIIE) y el tipo de cambio real.  No obstante, dado el buen desempeño del S&P-500 en Estados Unidos, anticipamos buena evolución de la Bolsa Mexicana.  El TIIE casi no se ha movido dado que la postura de política monetaria de Banxico no ha cambiado en mucho tiempo.  Finalmente, aunque la apreciación del tipo de cambio real puede frenar marginalmente las exportaciones, su cambio se debe a una renovación de los flujos de inversión extranjera de portafolio a raíz de una menor percepción de riesgo.

No obstante, el indicador que más nos interesa en esta semana es el dato de inflación para febrero.  En principio, la primera quincena fue muy baja por lo que se espera una tasa anual menor en febrero que la observada en enero.  Sin embargo, fue resultado de la baja en precios de frutas y verduras, que igual suben que bajan.  En cambio la inflación subyacente, que marca la tendencia de mediano plazo y que obedece más a factores propios de la demanda agregada, aumentó considerablemente por lo que nuestra atención deberá fijarse más en ésta que en la tasa general.

¿Y tú qué opinas?