Indice de Miseria

El Índice de Miseria es un indicador económico creado por un economista norteamericano muy ingenioso, Arthur Okun, en la década de los sesenta.  Consiste en la simple suma de la tasa de desempleo y la tasa de inflación, al suponer que ambos constituyen costos económicos y sociales para un país.  Cuando Okun fue el jefe de asesores económicos del Presidente Lyndon Johnson, también inventó la definición simplista de una recesión (dos trimestres consecutivos de una caída en el PIB) para tratar de transmitir políticamente la idea de que la economía no se encontraba en recesión.

El promedio del Índice de Miseria en Estados Unidos durante la gestión de Johnson (1963 a 1968) fue 6.8%.  Posteriormente, registró niveles de dos dígitos en promedio durante las cinco siguientes presidencias, alcanzando su máximo de 22.0% en junio de 1980 bajo la presidencia de Jimmy Carter.  Los siguientes dos presidentes, William Clinton y George W. Bush, lo mantuvieron de nuevo en un solo dígito, hasta que volvió a subir a 10.8% (promedio) durante el primer periodo de Barak Obama.  El último dato (octubre) lo coloca en 9.9%.

En el caso de México, el índice se mantuvo en niveles muy elevados durante la gestión de Ernesto Zedillo, aunque con una tendencia a la baja, debido a la inflación elevada que tuvimos en la última mitad de los noventa.  Sin embargo, Vicente Fox empezó su gestión con un nivel de 11.7%, que bajo rápidamente a 7.8% al final de su primer año.

Es interesante comparar el comportamiento del índice del sexenio de Fox respecto al de Calderón, ya que los números del primero fueron mejores que del segundo.  Mientras que Fox mantuvo el índice dentro de un rango de 6.8 a 11.8% con un promedio de 9.2%, Calderón se manejó en un nivel entre 8.2 a 13.1% con un promedio de 10.1%.  Fox empezó su gestión con 11.7% y terminó con 8.7%, una disminución de tres puntos porcentuales a lo largo de su sexenio.  En cambio, Calderón empezó con 8.3 y terminó con 10.5% (datos de septiembre), un incremento de 2.2 puntos.

Si analizamos los componentes del índice por separado, Fox sale mejor librado.  El promedio de la tasa de desempleo (urbano, claro) de Fox fue 1.4 puntos porcentuales menor al de Calderón, mientras que Fox experimentó 0.4 puntos en promedio de más inflación.  Sin embargo, el primer año de Fox fue el único de tasas más altas, ya que heredó una inflación más elevada, que rápidamente bajó en su primer año.  Si no incluimos 2001 en el cálculo, los promedios de inflación de ambos son idénticos (4.4%).

El índice es un indicador interesante en sí, sin embargo, estudios han mostrado que el desempleo genera más descontento entre la sociedad que la inflación.  Esto significa que el índice no pondera adecuadamente la miseria atribuible al desempleo.  Si le diéramos una mayor ponderación al desempleo, la comparación entre Fox y Calderón favorecería todavía más al primero.  Un estudio publicado en 2001 para Estados Unidos señala que la gente estaría dispuesta a cambiar un punto porcentual menos de desempleo por 1.7 puntos porcentuales más de inflación.  Recalculando el índice con estas ponderaciones para México, hace que la miseria media de Calderón se vea todavía más miserable en comparación a Fox.

Otro giro interesante es la comparación entre el índice de miseria y la tasa de criminalidad.  Un estudio para Estados Unidos (con datos de 1960 a 2005) encuentra una correlación muy elevada entre ambos, lo que sugiere que aumenta la criminalidad a la par del índice de miseria, con un rezago aproximado de un año.  Incluso, el estudio concluye que la correlación es tan elevada, que los dos componentes del índice están “cointegrados”, es decir, es más alta la correlación del índice con la criminalidad que entre cualquiera de los dos componentes por separado.

No tenemos series homogéneas bien hechas de criminalidad en México para repetir el estudio para nuestro país.  Sin embargo, sabemos que aumentó bastante la criminalidad en este sexenio en comparación a la de Fox, por lo que pudiéramos pensar que una (de muchas) de las razones del deterioro en la seguridad pública sería la mayor miseria.  De ser cierto, EPN debería incorporar a su agenda políticas para reducir el índice de miseria como parte de su estrategia para mejorar la seguridad pública.

1 comentario en “Indice de Miseria”

  1. Interesante artículo para la construcción de un indicador, aunque haciendo un ejercicio parecido para mi estado, creo que indicaría que casi no hay miseria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *