Los Indicadores Econ贸micos en Tiempos de Coronavirus

Por: Jonathan Heath

Escrito para 鈥淓l CEO鈥, 31 de marzo de 2020

Las expectativas de crecimiento de la actividad econ贸mica, al igual que muchos otros indicadores econ贸micos, han sufrido revisiones dr谩sticas en este 煤ltimo mes. Aunque el deterioro hab铆a iniciado antes, el punto de partida fue el 11 de marzo cuando el Director General de la Organizaci贸n Mundial de Salud, Tedros Adhanom, declar贸 oficialmente la existencia de una pandemia a ra铆z de la propagaci贸n mundial del Coronavirus conocido como Covid-19. Ahora se anticipa una recesi贸n de gran magnitud, con desplomes en la producci贸n, el consumo, el empleo, y, lo peor de todo, seguramente acompa帽ado de aumentos significativos en 铆ndices de pobreza.

En los siguientes meses ser谩 crucial la lectura de los indicadores econ贸micos. Si bien esto siempre es importante para fundamentar las decisiones de pol铆tica econ贸mica, para entender el entorno de negocios bajo el cual los empresarios estar谩n operando y para guiar a la poblaci贸n en general, ahora ser谩 mucho m谩s transcendental ante una situaci贸n por dem谩s dif铆cil de digerir. Ante 茅sta coyuntura, sobresalen tres aspectos fundamentales: la interpretaci贸n correcta de cada indicador, en especial, cu谩ndo podemos anticipar n煤meros radicales; cu谩les indicadores van a cobrar m谩s relevancia y cu谩les no tanto; y, la construcci贸n y c谩lculo de cada indicador en tiempos dif铆ciles para levantar encuestas y recopilar la informaci贸n relevante.

El primer y mejor ejemplo, son los indicadores sobre la propagaci贸n del Covid-19, como el n煤mero de contagios y de muertes atribuibles al virus. Los pa铆ses m谩s exitosos en contener la pandemia son los que m谩s pruebas han realizado per c谩pita y que han logrado diseminar la informaci贸n de los contagiados en forma expedita. En M茅xico se ha adoptado la pol铆tica de que si no se cuenta, no cuenta. Somos de los pa铆ses que menos hemos realizado pruebas, por lo que realmente no tenemos tan buena idea de qu茅 tan vulnerables somos ni cu谩les deber铆an ser los alcances de las pol铆ticas sanitarias y de contenci贸n. Peor a煤n, auspiciado por el INAI, la informaci贸n de los contagiados se considera personal, por lo que no se ha divulgado a los posibles contagiados para que tomen medidas pertinentes. En lo personal, si yo fuera diagnosticado positivo o sospechara de tener el virus, lo mejor ser铆a que todos supieran lo antes posible. Lo ver铆a como un deber ciudadano.

Las pol铆ticas de sana distancia, qu茅date en casa y de cierres de todo tipo de establecimientos pueden tener un impacto devastador sobre la econom铆a del pa铆s. Por ejemplo, en Estados Unidos el n煤mero de solicitudes iniciales para el seguro de desempleo en la semana que termin贸 el 21 de marzo, fue de 3.28 millones (tres millones m谩s que la semana anterior), cifra muy pero muy por arriba del m谩ximo hist贸rico anterior de 695 mil de 1982. Muchos analistas piensan que este a帽o pudiera ser tan malo para la econom铆a como la gran recesi贸n de 2007-2009; en esa ocasi贸n la peor semana fue de 665 mil solicitudes, en un a帽o en que se perdieron 8.7 millones de empleos. Si en forma simplista aplic谩ramos una regla de tres, pudi茅ramos anticipar una tasa de desempleo peor que la que se observ贸 a principios de los a帽os treinta, que lleg贸 tasas alrededor del 25 por ciento.

En el caso de M茅xico, uno de los primeros indicadores disponibles para marzo ser谩 la tasa de desempleo, que se dar谩 a conocer el lunes, 27 de abril. Es muy posible que veamos un incremento importante, reflejo de los primeros estragos en el mercado laboral. Sin embargo, tendremos que tener cuidado al interpretar la tasa, ya que el desempleo se define mediante dos caracter铆sticas: el no tener empleo y estar buscando activamente un trabajo. Es muy probable que muchas personas que perdieron su empleo en marzo, no realizaron esfuerzos inmediatos para buscar empleo, primero por la pol铆tica de qu茅date en casa y segundo, porque anticipan que en estos momentos simplemente no hay oportunidades. Esto significa que muchas personas que pierden su empleo no entrar谩n a la categor铆a de desempleados, sino a la poblaci贸n econ贸micamente inactiva, aunque disponible para trabajar. Tambi茅n es altamente probable que muchos no perder谩n su empleo pero trabajaran menos horas a la semana, lo cual se ver谩 reflejado en la tasa de subocupaci贸n. Esto significa que tendremos que ponerles m谩s atenci贸n a los indicadores laborales complementarios a la tasa de desempleo para tener una idea m谩s completa del impacto sobre el mercado laboral.

Obviamente, uno de los indicadores m谩s importantes ser谩 la producci贸n industrial, en especial los sectores manufacturero y construcci贸n. Sin embargo, la informaci贸n de marzo no lo tendremos hasta el 12 de mayo. La construcci贸n hab铆a sido de los sectores m谩s golpeados desde mediados de 2018 y es de esperarse que la tasa de marzo sea de nuevo de las m谩s dram谩ticas. En cambio, la manufactura ha mostrado una tendencia casi lateral en meses pasados, en l铆nea con la desaceleraci贸n de las exportaciones observadas en el 煤ltimo trimestre del a帽o pasado. Este sector ser谩 clave ante el anuncio de cierre de muchas plantas automotrices y al conocer su desempe帽o mucho antes que los servicios y el comercio, nos podr谩 proporcionar una primera aproximaci贸n al tama帽o del freno en la actividad econ贸mica.

En este caso, sabemos que existe una alta correlaci贸n entre las producciones manufactureras de M茅xico y Estados Unidos. Varias instituciones financieras han venturado decir que anticipan una ca铆da de 10 por ciento en el primer trimestre en Estados Unidos, para seguir con una de 25 a 35 por ciento en el segundo trimestre. Sin embargo, es justo en estos momentos en que debemos recordar que Estados Unidos presenta sus datos trimestrales en forma anualizada, lo que equivale elevar a la cuarta una tasa simple como la que utilizamos en M茅xico.

Uno de los indicadores m谩s complicados para interpretar ser谩 la inflaci贸n, ya que habr谩 muchos precios que van a subir, pero muchos otros que van a bajar. Un incremento de casi 30 por ciento en el tipo de cambio har谩 que los precios de muchos insumos importados suban. Sin embargo, los precios internacionales de los commodities, en especial de la gasolina, han disminuido significativamente, o cual m谩s que ha neutralizado el impacto cambiario. Aunque no ser谩n tan relevantes, los precios de los servicios tur铆sticos se han desplomado. Al mismo tiempo, la ampliaci贸n en las condiciones de holgura ante una gran capacidad instalada ociosa har谩 que muchos precios bajen. Al final de cuentas, 驴cu谩l ser谩 el impacto sobre la inflaci贸n general? Algunos analistas apuestan que la inflaci贸n va aumentar, pero otros anticipan una disminuci贸n. No obstante, aunque la inflaci贸n no aumente mucho, es probable que la entrada de remesas empiece a disminuir en forma no tan diferente a la que se dio durante la crisis de 2007-2009, lo cual significa una disminuci贸n en el poder adquisitivo de una parte sensible de nuestra poblaci贸n.

Son muchos los indicadores que tendr谩n una afectaci贸n significativa y diferente, por lo que habr谩 que proceder con cautela al analizar los n煤meros en el transcurso de los siguientes meses. Sin embargo, posiblemente lo m谩s peligroso en torno a la construcci贸n y c谩lculo de la mayor铆a de los indicadores es la noticia procedente del INEGI de las medidas extraordinarias que estar谩 tomando en estos meses ante el estado de emergencia sanitaria. Anunci贸 la cancelaci贸n (temporal) en todas las encuestas presenciales, que involucran a la mayor铆a de los indicadores econ贸micos m谩s importantes. Recordemos que lo que no se cuenta, no cuenta. La calidad y confianza en estos indicadores, en los momentos m谩s cruciales y cuando m谩s los necesitamos, estar谩n cuestionados. Empezando por el Censo General de Poblaci贸n, que fue muy accidentado ante el cierre de casas y dificultades de proceder ante la propagaci贸n del virus. 驴Qu茅 tan confiables ser谩n estos datos que ser谩n la base de muchos c谩lculos para la pr贸xima d茅cada? 驴La medici贸n quincenal de precios, que es esencial para las decisiones de pol铆ticas monetaria, salarial y fiscal? 驴Podremos confiar en una tasa de desempleo que no procede de visitas domiciliarias? A las crisis sanitaria y econ贸mica, 驴se nos une una verdadera crisis de informaci贸n econ贸mica? 驴Una pandemia de desinformaci贸n en los momentos d贸nde esta es m谩s necesaria?


Las opiniones expresadas en este art铆culo son a t铆tulo personal y no reflejan los puntos de vista de ninguna instituci贸n u organizaci贸n con la cual me pudieran identificar. S铆game en Twitter en @jonathanheath54.

1 comentario en “Los Indicadores Econ贸micos en Tiempos de Coronavirus”

  1. Pingback: Se viene una fuerte recesi贸n econ贸mica, 驴Qu茅 hacemos? – M铆nimo Necesario

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.