Que nos dice el PIB del Segundo Trimestre

El INEGI anunci贸 que la tasa de crecimiento del segundo trimestre respecto al mismo periodo del a帽o anterior fue 1.56 por ciento, algo menor a la tasa de 1.88 por ciento del trimestre anterior. Al poco tiempo, un economista reconocido posteo en Tweeter: 鈥淐recimiento anualizado del PIB en 2014: 1er. trimestre, 1.9%; 2do. trimestre, 1.6%, De mal en peor.鈥 Pero, 驴realmente fue peor?
La primera observaci贸n es que la tasa es anual, m谩s no anualizada. Una tasa anual es lo que se crece en un periodo que corresponde a un a帽o calendario natural, es decir, el crecimiento del trimestre respecto al mismo trimestre del a帽o anterior. Esta tasa es equivalente al crecimiento acumulado en los cuatro trimestres respecto a cada trimestre anterior. En cambio, la tasa anualizada es el crecimiento del trimestre respecto al trimestre inmediato anterior, elevada a la cuarta. Esta tasa nos dice cuanto ser铆a el crecimiento del a帽o si es que creci茅ramos igual en los cuatro trimestres del a帽o. La diferencia principal es que la primera nos dice cu谩nto se creci贸 en los 煤ltimos cuatro trimestres, mientras que la segunda se concentra en el crecimiento exclusivo del trimestre.
La segunda observaci贸n es que no nos fue peor, sino realmente mejor. El problema es que no se puede saber mediante la tasa anual, ya que no se refiere al trimestre en s铆, sino justamente al acumulado de cuatro trimestres. Al comparar la tasa anual de 1.56 por ciento con la de 1.88 por ciento del trimestre anterior, encontramos varios inconvenientes para su an谩lisis. El primero es que no se sabe si estamos comparando periodos iguales. Si comparamos un periodo de m谩s d铆as contra otra de menos, casi siempre veremos una tasa positiva. Sin embargo, no sabemos cu谩nto de esa tasa se debi贸 al hecho de que hubo m谩s d铆as o porque hubo un incremento en la actividad econ贸mica promedio diario.
El mejor ejemplo es la Semana Santa, que aunque por lo regular es en abril, de vez en cuando es en marzo. Cuando cambia de un a帽o a otro se crea una distorsi贸n importante, a tal grado que no sabemos qu茅 nos dice la tasa de crecimiento. En este caso, si corregimos la serie de PIB solamente por las diferencias de calendario para as铆 asegurar que estemos comparando periodos similares, resulta que en vez de ver que la tasa del segundo trimestre (1.56 por ciento) es ligeramente menor al del primero (1.88), vemos que la tasa corregida del segundo aumenta a 2.74 por ciento y es visiblemente mayor a la corregida del primero de 0.71 por ciento. En otras palabras, simplemente el n煤mero distinto de d铆as laborales de un periodo a otro, hacen que la conclusi贸n del an谩lisis sea totalmente diferente; en vez de decir 鈥渄e mal en peor鈥, tendr铆amos que decir mejor贸.
Aqu铆 cabe una aclaraci贸n. El fen贸meno de la Semana Santa ha provocado que muchos analistas est茅n conscientes del sesgo que puede provocar en la tasa anual cuando 茅ste cambia de mes de un a帽o a otro. Sin embargo, no es el 煤nico efecto de calendario que puede invocar un sesgo. Por ejemplo, las tasas anuales del IGAE de mayo y junio fueron 1.69 y 2.73 por ciento, respectivamente, pero al corregir solamente por efectos de calendario, ambas tasas cambian a 2.17 y 2.52 por ciento, respectivamente.
La segunda inconveniente de la tasa anual es que al hablar de cuatro trimestres, no queda claro cu谩l exactamente fue el comportamiento del segundo trimestre. La tasa anual del primer trimestre corresponde al crecimiento acumulado del segundo trimestre del a帽o pasado al primer del este a帽o, mientras que la tasa anual del segundo trimestre abarca del tercer trimestre de 2013 al segundo de 2014. En otras palabras, cada vez que avanzamos un trimestre, agregamos el crecimiento del trimestre m谩s reciente (en este caso el segundo de 2014) y restamos el del trimestre m谩s lejano (el segundo de 2013). Matem谩ticamente, la tasa anual aumentar谩 (disminuir谩) si la tasa del trimestre que agregamos es mayor (o menor) a la que quitamos. Si hacemos memoria del a帽o pasado, recordaremos que el segundo trimestre de 2013 fue muy negativa, es decir, tuvo el peor desempe帽o para un trimestre de los 煤ltimos 16 trimestres. Por m谩s malo o bueno que fue el segundo trimestre de este a帽o, era un hecho de que la tasa anual iba aumentar sustancialmente en este trimestre. Por lo mismo, el hecho de que la tasa anual, ya corregida por los efectos de calendario, haya aumentado de 0.71 a 2.74 por ciento, no nos dice nada en s铆 del comportamiento del segundo trimestre de 2014.
Primera conclusi贸n: la tasa anual de 1.54 por ciento del segundo trimestre de 2014 no nos dice absolutamente nada al respecto del comportamiento del trimestre en s铆. Simplemente no podemos decir que si nos fue mejor o peor. Es una tasa que enga帽a y puede derivar en un an谩lisis falsa.
Entonces, 驴c贸mo podemos saber si el trimestre en si fue mejor o peor? Tenemos que concentrarnos en la tasa marginal, es decir, del trimestre respecto al trimestre inmediato anterior. Sin embargo, se tiene que tener cuidado con la estacionalidad. En el caso del PIB, existe un patr贸n muy claro en que el primer y tercer trimestre siempre crecen menos (y muchas veces hasta con tasas negativas), mientras que el segundo y cuarto trimestre son las m谩s expansivas. Si no se toma este patr贸n en consideraci贸n, podr铆amos estar innecesariamente buscando explicaciones para describir los trimestres m谩s flojos y posiblemente llegando a conclusiones falsas. En el caso del segundo trimestre, casi siempre muestra mucho mejor crecimiento respecto al primero, por lo que se tiene que realizar un ajuste por estacionalidad antes de juzgar al trimestre en s铆.
Por lo mismo, el INEGI siempre toma la serie original del PIB para primero, corregir por los efectos de calendario y despu茅s, ajustar por la estacionalidad. La serie que queda se llama la ajustada y es la que se debe utilizar para calcular la tasa de crecimiento respecto al periodo inmediato anterior. En este caso, el INEGI reporta que el crecimiento del segundo trimestre fue 1.04 por ciento, tasa superior a la de 0.44 por ciento del trimestre anterior. Aqu铆 podemos ver que la tasa de este trimestre fue la m谩s elevada de los 煤ltimos ocho trimestres, con la 煤nica excepci贸n de la de 1.07 por ciento del tercer trimestre de 2013.
驴Qu茅 tan buena tasa resulta 1.04 por ciento? Para responder a esta pregunta en Estados Unidos, se tiene la costumbre de anualizar la tasa, es decir, elevarla a la cuarta y as铆 ver cu谩nto resultar铆a el crecimiento en el a帽o si creci茅ramos todos los trimestres a la misma tasa. En este caso, la tasa marginal ajustada y anualizada resulta ser 4.2 por ciento. Segunda conclusi贸n: el crecimiento del segundo trimestre fue visiblemente mejor que el del primer trimestre (cuya tasa marginal ajustada y anualizada fue 1.8 por ciento, por lo cual existen claras se帽as de mejor铆a en la actividad econ贸mica
Pero, 驴la mejor铆a es suficiente como para alcanzar la expectativa de la SHCP de 2.7 por ciento en el a帽o? Si crecemos a una tasa similar al segundo trimestre (alrededor de 4.0 por ciento ajustada y anualizada) en los siguientes dos trimestres, alcanzar铆amos una tasa de 2.5 por ciento para el a帽o. Esto significa que necesitamos experimentar un desempe帽o todav铆a mejor en la segunda mitad del a帽o, con tasas marginales ajustadas y anualizadas m谩s cerca de 5 por ciento. 驴Es posible?
En principio, s铆. Las exportaciones van a buen paso en respuesta a la mejor铆a en Estados Unidos. Pr谩cticamente todos los analistas concuerdan con la apreciaci贸n del FMI, que Estados Unidos crecer谩 por arriba de su potencia en la segunda mitad del a帽o. Pero, 驴qu茅 m谩s necesitamos? La inversi贸n privada ha estado estancada desde el principio del sexenio, en buena parte en espera de mejores perspectivas y respuestas en torno a las reformas estructurales. Ahora que se aprobaron todas las reformas y leyes secundarias, es muy probable que veamos un incremento en la inversi贸n privada.
Por otro lado, el gobierno federal ha reportado aumentos significativos en el gasto p煤blico en general y en la inversi贸n p煤blica en lo particular desde principio de a帽o, pero sin que se vaya visto una repercusi贸n en la actividad econ贸mica. Al parecer, los recursos ha fueron trasferido a los fondos apropiados y a los estados y municipios y ahora falta que se termine la etapa de licitaciones y que pasemos a la de ejecuciones. En principio, todo est谩 en su lugar para para que la inversi贸n p煤blica empieza a surtir efecto a nivel de las cuentas nacionales y as铆 contribuir m谩s al crecimiento del PIB. Ligado a la inversi贸n en general est谩 el sector m谩s afectado por el estancamiento, que fue el de la construcci贸n. Sin embargo, ya hay evidencia de que toc贸 fondo hace unos meses y que empieza una nueva tendencia al alza, aunque moderada.
La inc贸gnita que queda gira alrededor del consumo de los hogares, todav铆a un elemento que no ha logrado mostrar una mejor铆a significativa. Sabemos que sufre los efectos nocivos de la reforma fiscal y de una merma acumulada en los ingresos. Lo m谩s seguro es que sea el factor que explique o no una posible mejor铆a en la segunda mitad del a帽o. Si los dem谩s factores crecen m谩s y logran jalar al consumo, ser谩 posible ver el crecimiento del a帽o m谩s cerca al techo del rango que present贸 el Banco de M茅xico para el crecimiento (de 2.0 a 2.8 por ciento). De lo contrario, nos ubicaremos m谩s cerca al rango inferior.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.