Encuestas de Expectativas

Existen una buena cantidad de encuestas de expectativas económicas para México. De las más conocidas, están las de Consensus Economics y LatinFocus en el extranjero y las de Citibanamex, IMEF y Banxico en el país. La fórmula es muy parecida en todas. Cada una tiene una lista de instituciones financieras, consultorías, académicos y analistas a quienes les preguntan en intervalos regulares (casi siempre cada mes) sus expectativas sobre una serie de indicadores económicos. Todos incluyen el crecimiento económico, la inflación, el tipo de cambio y la tasa de interés, mientras que algunas extienden el número de indicadores mucho más allá. Son encuestas muy útiles para tener una idea del consenso de expectativas para las principales variables económicas.

Si uno examina la lista de participantes de las cinco encuestas, encontrarán que la mayoría participan en casi todas las encuestas. En especial, destacan las instituciones financieras que tienen departamentos de estudios económicos y, por lo tanto, economistas entrenados en la materia. Por lo mismo, la mayoría de las encuestas llegan a números muy parecidos en los consensos de casi todos los indicadores. Entonces, ¿por qué hay tantas y por qué participar simultáneamente en estas encuestas? Primero, las instituciones financieras participan en parte porque les da publicidad. Si un banco no participa es que seguramente no tiene un Departamento Económico o no es reconocido en los medios. Segundo, de alguna forma u otra cada encuesta tiene cierta aportación.

Las encuestas que se realizan en el extranjero son negocios y muy buenos. Para poder acceder a sus resultados, en principio uno tiene que pagar una cuota anual. Para empresas multinacionales son muy útiles, ya que pueden utilizar los consensos de diferentes variables y diferentes países para entender lo que se espera que pase en cada economía y armar sus presupuestos. Uno de los pioneros en el mercado fue Consensus Economics, que levanta diferentes encuestas para grupos distintos de países, como economías desarrolladas, países latinoamericanos, de Asia-pacífico, etc. Por ejemplo, su encuesta para América Latina abarca alrededor de 25 instituciones financieras y algunas consultorías, mientras que su reporte mensual incluye las estimaciones de cada uno para alrededor de 12 indicadores. La empresa FocusEconomics realiza reportes mucho más elaborados con más variables (más de 30) y su lista de participantes llega casi a 40.

Las encuestas nacionales no son negocios, sino servicios que realizan varias instituciones con fines diferentes. El del Banco de México busca captar las expectativas de los economistas más influyentes en el país para incorporar los números en sus decisiones de política monetaria. Por ejemplo, lo utiliza en parte para ver si las expectativas de inflación están “bien ancladas” o no y así evalúan la credibilidad de su objetivo de inflación. Son alrededor de 37 “especialistas” en economía del sector privado y es una encuesta mucho más elaborada que incluye no solamente expectativas sino también las probabilidades de que se materializan. Es la única encuesta que no reporta las expectativas de cada participante, sino solo la mediana, la media, el máximo y el mínimo para cada variable.

La encuesta de Citibanamex es exclusiva para instituciones financieras (alrededor de 25), aunque de vez en cuando incorpora a una consultoría que no debería estar. Es muy pequeña, ya que solo abarca la inflación, la tasa de política monetaria, el tipo de cambio y el crecimiento del PIB, pero se levanta cada quincena, dos días antes de que INEGI publique los resultados del INPC. Funciona para que las mesas de trading puedan medir las expectativas del mercado y tomar decisiones de venta y compra respaldadas.

Finalmente, esta la Encuesta Mensual de Expectativas del IMEF, que se levanta desde 2009, y funciona para que el IMEF tome una posición de torno a siete variables macroeconómicas en las conferencias de prensa que realiza el Presidente Nacional del Instituto cada mes. Participan 33 economistas a titulo individual, aunque la mayoría entrega las proyecciones oficiales de las instituciones en donde trabajan.

Son encuestas muy útiles, no solo para conocer las expectativas económicas en un momento dado, sino también para monitorear como van cambiando mes a mes. De esto platicaremos más adelante.

¿Y tú qué opinas?