Una Nueva Epoca

Despu茅s del shock del 8 de noviembre, la mayor铆a de nosotros pens谩bamos (o dese谩bamos) que Trump suavizara su discurso y que fuera transform谩ndose en alguien que pudiera ganar el respeto ajeno y ser merecedora de la presidencia de Estados Unidos. Sin embargo, el avanzar de las semanas ha demostrado que no es el caso, ya que sus posturas radicales ni su comportamiento de 鈥bullying鈥 se han modificado. Peor a煤n, promete cumplir todas sus amenazas y a煤n m谩s. Se est谩 materializando el peor escenario posible con su toma de protesta este viernes.

Ante los cambios esperados en las pol铆ticas de Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revis贸 a la baja su expectativa de crecimiento para M茅xico para 2017 y 2018. Ahora anticipa 1.7 por ciento para este a帽o y 2.0 por ciento para el entrante. Sus n煤meros no son muy diferentes a las 煤ltimas encuestas de instituciones y analistas mexicanas. La Encuesta Quincenal de Expectativas de Instituciones Financieras de Citibanamex anticipa 1.7 por ciento para 2017 y 2.4 por ciento para 2018. La Encuesta Mensual de Expectativas IMEF registra 1.6 por ciento para este a帽o y 2.2 por ciento para el entrante. No obstante, es casi un hecho que tanto el FMI, como los participantes en las encuestas, estar谩n revisando su expectativa a la baja a lo largo del a帽o.

El crecimiento de 2016 fue alrededor de 2.0 por ciento, seis d茅cimas menos que 2015. 驴Por qu茅? Si analizamos los componentes del PIB por el lado del gasto, vemos que en 2016 el consumo de los hogares mejor贸 ligeramente, mientras que se desaceler贸 un poco el consumo de gobierno y disminuy贸 pr谩cticamente igual la inversi贸n p煤blica, comparada con 2015. Sin embargo, los dos componentes que tuvieron un comportamiento muy diferente en esta comparaci贸n fueron las exportaciones y la inversi贸n privada. 驴Qu茅 podemos esperar para 2017?

De entrada, es casi un hecho que tanto el consumo de gobierno como la inversi贸n p煤blica contribuir谩n menos este a帽o al crecimiento econ贸mico que el a帽o pasado. Tambi茅n es de esperar que el consumo de los hogares siga creciendo, pero a una tasa menor que en 2016. El aumento generalizado de precios afectar谩 el poder adquisitivo, el cr茅dito al consumo se desacelerar谩 ante el incremento en las tasas de inter茅s y la creaci贸n de empleos ser谩 menor ante la incertidumbre y falta de inversi贸n. Tambi茅n el derrumbe de la confianza del consumidor promete una actitud de mayor cautela. Una de las amenazas m谩s claras de Trump es reducir el super谩vit comercial que tiene M茅xico con Estados Unidos. Esto significa que, ya sea mediante aranceles mayores, impuestos especiales o pr谩cticas de proteccionismo no arancelarias, es muy probable que disminuyen nuestras exportaciones. Dado que es de esperar que el d贸lar siga fortaleci茅ndose es muy probable que no aumenten las exportaciones de Estados Unidos, lo cual significa que no habr谩 mayor demanda por nuestras exportaciones.

Con una desaceleraci贸n en el consumo, menos exportaciones y una ca铆da en el gasto p煤blico, lo 煤nico que queda es la inversi贸n privada. Sin embargo, es el componente del gasto que m谩s se ver谩 afectado por el fen贸meno Trump. Desde ahora muchas empresas han cancelado o pospuesto sus planes de inversi贸n ante la incertidumbre prevaleciente. Sabemos que es altamente probable que cambien las reglas del juego, especialmente en cuanto las posibilidades de exportaci贸n. Si la iniciativa privada mostr贸 cautela en 2016 (antes de conocer los resultados de las elecciones), es un hecho de que ahora va ser todav铆a m谩s. En otras palabras, todos los componentes del PIB por el lado del gasto este a帽o van a mostrar menos dinamismo que en 2016.

Menos exportaciones y flujos de inversi贸n, en medio de un ambiente de incertidumbre que no se va disipar r谩pidamente, implica necesariamente que el tipo de cambio seguir谩 en aumento. Esto, junto con el gasolinazo y la escalada de precios que ya hemos observado, significa que este a帽o habr谩 m谩s inflaci贸n, muy por arriba del techo del objetivo del Banco de M茅xico. M谩s inflaci贸n implica una pol铆tica monetaria m谩s restrictiva, que a su vez se traducir谩 en mayores tasas de inter茅s y todav铆a menos crecimiento econ贸mico. Simplemente hablando, no pinta bien el a帽o, aunque siempre podemos esperar sorpresas agradables.

Lo expresa muy bien el dicho 鈥減repar茅monos para lo peor y esperemos lo mejor鈥.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.